Pentecostés 2019 – juntos otra vez

El sábado 15 de junio, la comunidad Fuerza de lo Alto estuvo presente en el encuentro fraterno entre evangélicos y católicos “Pentecostés 2019 – juntos otra vez”. No sólo eso: varios de nuestros miembros actuales y antiguos apoyaron los momentos de oración animando la alabanza con uno de los dones que el Señor nos ha regalado: la música.

Oración en el encuentro "Pentecostés 2019 - juntos otra vez"

El tema central de este evento fue la importancia y la necesidad de la unidad en toda la Iglesia, buscando los puntos comunes que nos unen como cristianos, o en palabras del Papa Francisco, “tendiendo puentes” y derribando las murallas que nos separan.

WhatsApp Image 2019-06-15 at 20.40.50 (1).jpeg

Un signo de la unidad de la que se habló fue el comité organizador, conformado por miembros de distintas denominaciones. Uno de los organizadores de este encuentro fue nuestro coordinador mayor, Giovanni Castillo.

A continuación puedes ver todas las fotografías:

 

18 años de vida comunitaria (testimonio)

Estamos por cumplir 18 años de vida comunitaria, 18 años desde que nuestro Señor nos llamó a formar Fuerza de lo Alto.

Tengo tanto que agradecer al Señor. Él puso en mi corazón el amor a la comunidad. No somos perfectos pero he recibido tantas bendiciones en mi vida comunitaria que quiero dar testimonio y ser agradecida con Dios y con mis hermanos.

Para empezar sólo al ser fiel a una consigna comunitaria de reunirnos más entre nosotros para confraternizar hizo que me enamore del que ahora es mi esposo: Coco, y con la gracia de Dios tenemos 17 años de feliz matrimonio y cada día más enamorados el uno del otro.

Gracias a la oración comunitaria he recibido sanación. En una ocasión tenía tanta debilidad que no podía estar mucho rato de pie, los doctores nunca llegaron a encontrar el diagnóstico, pero después de la oración comunitaria literalmente como dice el Señor en su palabra, “tuve nuevas fuerzas”.

Agradezco al Señor también el tiempo que pudimos compartir con el P. Víctor cuando estuvimos en Santa Beatriz.

Gracias al servicio he experimentado como Dios me levanta, me sostiene, me habla, me aconseja, me fortalece, me alegra. Le agradezco al Señor en especial por mi primer GP y por el equipo de liderazgo femenino. He podido experimentar también el amor del Señor en el compartir de nuestros bienes. He tenido momento de estrechez económica y mis hermanos me compartieron víveres, incluso algunos que también pasaban por momentos difíciles.

Experimenté la solidaridad y ayuda en una emergencia cuando el año pasado se me inundó mi departamento y a pesar que ya era muy tarde, una pareja de esposos, fue a echarnos una mano.

He experimentado la solidaridad también con mi familia. Hace unos años mi hermano enfermó gravemente y los gastos de hospitalización fueron muy duros. Me dio mucha alegría que la primera en levantar la mano para ayudarlo fue una sobrina comunitaria que fue la primera en ser voluntaria para la realización de una pollada.

Agradezco al Señor también nuestro llamado a “La Espada del Espíritu”. A través de esta “comunidad de comunidades”, el Señor nos llama a vivir en mayor radicalidad en nuestro cristianismo, nos da las herramientas a través de la formación que nos dan y el acompañamiento de nuestros hermanos misioneros nos edifica muchísimo.

Disfruto mucho nuestras reuniones de fraternidad, nuestros almuerzos comunitarios, no solo porque el Señor nos ha regalado muchas hermanas que cocinan muy rico, sino porque nos divertimos. Tengo hermanos y hermanas muy graciosas.

Hace poco conversando con un hermano le decía que no podía imaginar mi vida sin la comunidad. Que el Señor me puso ahí porque me ama y le agradezco por eso.

Testimonio compartido por nuestra hermana Wendy Herrera Orsi

¡Felices 18 años, Fuerza de lo Alto!

Este domingo 2 de junio, fiesta de la Ascensión del Señor, festejamos 18 años de vida comunitaria. Comenzamos con la Eucaristía en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, de Magdalena, y luego tuvimos un compartir en uno de los salones de la parroquia.

WhatsApp Image 2019-06-03 at 16.38.47

En la celebración nos acompañaron también algunos hermanos que actualmente asisten a nuestras reuniones. Comenzamos con un momento de alabanza y oración; después procedimos a realizar un brindis. Algunos hermanos nos compartieron, en sus palabras, lo que significa la comunidad Fuerza de lo Alto para ellos, en un momento muy significativo y emotivo.

Posteriormente compartimos juntos una comida especial. Fueron momentos muy agradables y llenos de la alegría y gozo que caracterizan a nuestra comunidad.

¡Gracias a quienes pudieron acompañarnos, y también a todos los que nos han apoyado y oran por nosotros! ¡Y que Dios nos regale muchos años más de vida en comunidad!

Visita de Fede y Ana, de Jésed

Este domingo 5 de mayo recibimos la visita de Federico y Ana Carranza, del ministerio de música de Jésed, que pertenece a nuestra comunidad hermana Jésed, de Monterrey, miembro de la Espada del Espíritu, junto con los jóvenes del coro Cafarnaúm, que los acompañaron en las actividades que estuvieron realizando en PaxTV.

DSC_0381

Fede y Ana nos compartieron su testimonio de conversión, cómo descubrieron su llamado a la vida comunitaria, el desarrollo de su ministerio, su vocación al matrimonio y la vida familiar, y los proyectos de evangelización que llevan a cabo junto con sus hijos.

 

DSC_0375

Por supuesto, también compartieron su música con nosotros, y oramos todos juntos. Fueron momentos muy enriquecedores para toda la comunidad, y nos recuerdan la gran bendición que el Señor nos ha querido regalar a través del llamado comunitario que nos ha hecho.

DSC_0362.jpgPuedes ver todas las fotos a continuación:

¡Un paso adelante en nuestro camino comunitario!

Los días 15, 16 y 17 de marzo tuvimos la visita de dos hermanos de la Espada del Espíritu, Diego Díaz, de la comunidad Jesús es el Señor de Quito, y Monserrat de Arellano, de la comunidad Tierra Santa, de Guayaquil. El motivo de su visita fue conversar con varios líderes y responsables de Fuerza de lo Alto, para definir el paso de nuestra comunidad, de grupo prospectivo a comunidad afiliada a la Espada del Espíritu.

WhatsApp Image 2019-03-19 at 10.08.58 (2).jpeg

Alan Grande, Diego Díaz, Montserrat de Arellano y Odet Figueroa

Tras las entrevistas del día sábado, el domingo recibimos la buena noticia: ¡estábamos listos para ser una comunidad afiliada! Fue una noticia que nos llenó de alegría. Durante nuestra reunión comunitaria, Diego Díaz nos explicó brevemente las conclusiones de las entrevistas y procedió a leer el convenio. Después firmó el convenio de afiliación en representación de la EDE, e invitó a Giovanni Castillo, Miguel Sidia y Luis Ponce a firmar a nombre de Fuerza de lo Alto.

Diego Díaz, Giovanni Castillo, Miguel Sidia y Luis Ponce firman el convenio entre la Espada del Espíritu y Fuerza de lo Alto

Después de ello tuvimos un profundo momento de oración donde dimos gracias a Dios por este gran paso para nuestra comunidad, y al mismo tiempo suplicamos que nos ayude a mantenernos fieles y firmes al llamado que nos ha hecho. Por su parte, el Señor nos recordó que somos sus pequeños amados, que El nos acompaña y nos llama a seguir adelante sin temor.

Tras el tiempo de oración ofrecimos a nuestros visitantes un compartir con comidas representativas de nuestra gastronomía peruana. Cabe destacar que, además de Diego y Montserrat, estuvo presente también Theofredo Sandico, coordinador de la comunidad “Ligaya Ng Panginoon” (el Gozo del Señor) de Manila, Filipinas, junto con su esposa Abbie; y también nos acompañaron varios líderes de la comunidad  carismática “Aliento de Vida” que se reúne en el Callao.

DSC_0077.JPG

Montserrat, Theo y Abbie Sandico

Visitacion (8).jpeg

Diego y Montserrat junto con los líderes de la comunidad “Aliento de Vida”

Visita de nuestro hermano Borys

Los días 5, 6, 7 y 8 de octubre contamos con la visita de nuestro hermano Borys Ortiz, de la comunidad Jesús es el Señor de Quito, Ecuador, quien compartió con nosotros una jornada y varias reuniones para hablar de temas tan importantes como la necesidad de dar testimonio en los tiempos actuales, la importancia de la unidad para la vida en comunidad, y la defensa de la cultura y valores cristianos.

¡Agradecemos su visita y esperamos poder contar con su presencia nuevamente muy pronto!

¡¿Qué hago con este estrés?!

¿Te agobian las preocupaciones y problemas? ¿Buscas paz? Tenemos el evento para ti. Fuerza de lo Alto y BienEstar Conferencias te invitan a esta ponencia con consejos y guías muy útiles para alcanzar la estabilidad emocional. ¡Te esperamos, el ingreso es libre!

Volante Stress 5 chiquito

A Dios rogando y con el mazo dando

La oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como en la alegría (Santa Teresa del Niño Jesús, Manuscrit C, 25r: Manuscrists autohiographiques [Paris 1992] p. 389-390). “La oración es la elevación del alma a Dios o la petición a Dios de bienes convenientes” (San Juan Damasceno, Expositio fidei, 68 [De fide orthodoxa 3, 24]). (CEC 2558-2559). El hombre es un ser religioso (CEC n° 28), busca lo trascedente, como dice San Agustín: “Nos hiciste, Señor, para ti, y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti”.

 Partiendo de esta realidad quisiera comentar un pasaje de la Biblia, del libro del Éxodo 17, 8-14, sobre el poder de la oración. Es el pasaje de la guerra de los israelitas contra los amalecitas. En éste, Moisés le dice a Josué que escoja algunos hombres y salga a pelear contra los amalecitas; mientras tanto, él iba a estar en lo alto del monte con el bastón de Dios en la mano. Josué hizo lo que le pidió Moisés y salió a pelear contra los amalecitas. Mientras tanto, Moisés, Aarón y Hur subieron a lo alto del monte. Cuando Moisés levantaba sus brazos, los israelitas dominaban en la batalla; pero cuando los bajaba, dominaban los amalecitas. Aarón y Hur se percataron de esto y lo hicieron sentar sobre una piedra a Moisés. Luego Aarón y Hur le sostuvieron los brazos, uno de un lado y el otro del otro. De esta manera los brazos de Moisés se mantuvieron firmes hasta que el sol se puso, y Josué derrotó al ejército amalecita a filo de espada. En este pasaje queda de manifiesto la importancia de la obediencia por parte de Josué, pero más importante aún es la oración que hace Moisés ayudado por Aarón y Hur. Esto lo digo porque para Dios no es difícil dar la victoria con mucha gente o con poca (1 Sam 14, 6), porque el poder de Dios no depende del número, ni del valor de los hombres su fuerza (Judit 9,11). Los refranes contienen en sí experiencia y sabiduría. Por ello debemos orar (A Dios rogando) y obrar en consecuencia de lo que estamos orando (Con el mazo dando) con la certeza de que Dios nos va a ayudar. Él es el Dios de los oprimidos, el protector de los humillados, el defensor de los débiles, el apoyo de los abandonados, el salvador de los que no tienen esperanza (Judit 9,11). Hagamos lo que tenemos que hacer y oremos con atención, con humildad, con confianza y con perseverancia con la certeza de que tenemos un Dios que es Padre y que gobierna el mundo con misericordia y sabiduría y veremos su gloria.

César Murillo.

LECTURA

Lectura tomada del Evangelio según San Lucas.

En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: «¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor».

María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi salvador, porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, porque el Todopoderoso he hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo!»

ORACIÓN

Ven Espíritu Santo.

llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.

Envía tu Espíritu creador.

Y renovarás la faz de la tierra.

Oh Dios, que has iluminado los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo, haznos dóciles a sus inspiraciones para gustar siempre del bien y gozar de su consuelo. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Tercer domingo de Adviento

LECTURA

Lectura tomada del Evangelio según San Lucas.

“La gente le preguntaba: “Pues ¿qué debemos hacer?”

Y él les respondía: “El que tenga dos túnicas, que las reparta con el que no tiene; el que tenga para comer, haga lo mismo”. Vinieron también publicanos a bautizarse, y le dijeron: “Maestro, ¿qué debemos hacer?”

Él les dijo: “No exijáis más de lo que os está fijado”. Preguntáronle también unos soldados: “Y nosotros ¿qué debemos hacer?”

Él les dijo: “No hagáis extorsión a nadie, no hagáis denuncias falsas, y contentaos con vuestra soldada”.

Como el pueblo estaba a la espera, andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo; respondió Juan a todos diciendo: “Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. En su mano tiene el bieldo para limpiar su era y recoger el trigo en su granero; pero la paja la quemará con fuego que no se apaga”.

Y, con otras muchas exhortaciones, anunciaba al pueblo la Buena Nueva”.

ORACIÓN

Ven Espíritu Santo,

llena los corazones de tus fieles y enciende

en ellos el fuego de tu amor.

Envía tu Espíritu creador.

Y renovarás la faz de la tierra.

¡Oh Dios, que has iluminado los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo!, haznos dóciles a sus inspiraciones para gustar siempre del bien y gozar de sus consuelos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.